¿Entendemos toda la información que proporciona el etiquetado de las Cremas?

elegir crema

Conoce la información que proporciona el etiquetado de tus cremas.

Hace poco por un tema de trabajo, al debatir con un Compañero la diferencia entre Crema, Cosmético y Cosmecéutico (ya entraremos en el tema, que es más que interesante), entendí lo mucho que confiamos en las marcas y que casi automáticamente sin pensar, compramos sin saber realmente lo que compramos o al menos sin conocer toda la información en detalle…

Me explico: ¿Te has parado a pensar exactamente todo lo que dice la etiqueta de las cremas y cosméticos que utilizas habitualmente? En general nos dejamos llevar por el marketing y publicidad de la marca, el poder y la atracción que tiene en nosotros su imagen, colores, o recomendaciones de amigas. Por supuesto también y más que nunca por todo lo que leemos en la Red: opiniones, reviews o revisiones de productos, o webs de las propias marcas.elegir crema Todo esto está muy bien, es maravilloso compartir información (para muestra un botón) y conocer productos que no conocías, novedades, recomendaciones… Pero para que realmente estos productos sean idóneos para ti, te invito a que repasemos algunos conceptos para que además puedas personalizar y utilizar definitivamente la crema que más te conviene. En este post no entramos en la clasificación de cremas según tipo de piel, necesidades específicas y demás. Profundizamos en definiciones y conceptos más generales que vienen en el etiquetado (o no) pero IGUAL DE IMPORTANTES para que la elección de ese producto sea la más beneficiosa para tu piel:

Si tienes una piel sensible, ya sabes que debes elegir una crema “hipoalergénica”: un producto se puede definir como tal cuando ha sido formulado sin ningún alérgeno conocido ni ninguna sustancia irritante. Debe haber sido testado para corroborar su alto grado de tolerancia. ¿Cómo se determina o define un “alérgeno conocido”?: Gracias a las regulaciones de las cremaAutoridades Competentes que aprueban cada producto cosmético: hay 26 sustancias consideradas “alérgenos”, en el momento que un producto lleva alguno de estos, no se podría etiquetar como “hipoalergénico”. ¿Qué tipo de productos cosméticos no pueden etiquetarse como “hipoalergénicos”?: Muchos de los que contienen “Perfume”, ya que suelen contener alguna de estas 26 sustancias en un grado mayor al 0,01%. Ejemplos de alérgenos que podemos encontrar en la etiqueta de nuestra crema: CITRIC ACID,  SODIUM HYDROXIDE, TRIETHANOLAMINE.

Si por ejemplo, tienes una piel mixta o con tendencia grasa o al acné, tu crema “ideal” debería tener en su etiqueta la definición “NO comedogénica”: “Comedogénico” significa que produce “comedón”,  es decir: “taponamiento y obstrucción de la salida de la glándula folicular por sebo” o lo que es lo mismo: acné, puntos negros… Para ayudarte un poco más y si te pica la curiosidad, te digo algunas de las sustancias que son consideradas comedogénicas:

  • Wheat Germ Oil (aceite de gérmen de trigo)
  • Laureth 4 (surfactante y emulsificador)tubo crema
  • Cetyl alcohol (emoliente)
  • Isocetyl Stearate (emoliente)
  • Isopropyl Isostearate (emoliente)
  • Isopropyl Myristate (emoliente)
  • Myristyl Myristate (acondicionador, muy oclusivo)
  • Octyl Stearate (emoliente)
  • Oleth-3 (emulsificador y solubilizador)

¿Es lo mismo “Oil free” que “No comedogénico”?: NO: “Oil Free” significa que la composición de la crema no contiene aceites o sustancias oleosas, es una característica del producto (“Oil free” es recomendable para pieles grasas / mixtas), pero “Comedogénico” es una cualidad del producto, es decir, tiene la cualidad de no producir “granitos” por lo que alguien con piel acnéica o tendencia grasa debería elegir siempre productos no comedogénicos.

Sin parabenos o parabenes”: Son compuestos químicos que actúan como conservantes en muchos productos de la industria farmacéutica y cosmética. Desde hace unos años existe una polémica sobre el uso de estos compuestos ya que al parecer podrían no ser buenos para la salud y se siguen utilizando principalmente por su bajo coste. Sin entrar en la polémica es cierto que la tendencia actual a todos los niveles es el ser más ecológico y utilizar en su lugar otras sustancias naturales que tienen el mismo efecto y no suponen riesgo para la salud con certeza.

Ejemplos de parabenos: ethilparabeno, isopropilparabeno, butilparabeno, ácido benzoico, propilparabeno, ácido parahidroxibenzoico y parahidroxibenzoato.

Y para terminar, repaso de algunos de los símbolos que podemos encontrarnos en el etiquetado de las cremas: 

caducidad crema

Un tarro con un numero y una “M” representa los meses máximos que tu crema o cosmético debería permanecer abierto para asegurar que sus ingredientes mantienen todas sus propiedades.

info adiconal cremas

Una mano con el indice señalando un libro significa que el fabricante da más información sobre los ingredientes en algún sitio distinto al embalaje, por ejemplo un prospecto independiente.

envase reciclable

La flecha en semicircunferencia dentro del círculo nos dice que el envase y embalaje son reciclables: cuando la termines recuerda desecharla en el contenedor amarillo!.

no testado en animales

Este símbolo significa que ni el fabricante ni ninguno de los participantes en el proceso de puesta en mercado del producto han utilizado ningún ingrediente que haya sido utilizado en experimentaciones con animales para el desarrollo de nuevos productos.

¿No te dan ganas de irte corriendo a por tus cremas para echar un vistazo a su etiquetado? 😉

Cuestión de Piel

medicina-estetica-informacion

Cuestión de Piel

Todos los profesionales en Medicina Estética, Dermatología, Nutrición, Antiaging que conozco coinciden en estos puntos básicos para tener una piel maravillosa: hidratación tanto externa (cremas) como interna (buena alimentación, beber agua y zumos ricos en vitaminas), no fumar, no abusar del sol y aplicarse siempre cremas con FPS (factor de protección solar).  Esto digamos, es lo básico. Y ahora: ¿Qué hacen los personajes públicos a los que consideramos eternamente jóvenes o bien cuidados? Me río mucho con una amiga: “Como dice una modelo: para mantenerme así de estupenda hago algo de yoga o pilates y sobre todo es gracias a la felicidad que me aportan mi pareja e hijos”… En fin.. Diré que una mentalidad positiva y tener una situación personal óptima contigo mismo y con todos los que te rodean forman sin duda parte del equilibrio que todos deseamos, pero: Yo que he visto “algunos” de los tratamientos y tú que has leído o visto en Internet o la tv, o que incluso eres usuaria ya sabes que esta afirmación no cuenta toda la verdad, te confirmo que evidentemente se necesitan refuerzos! A lo largo de los últimos años y gracias a la “democratización” de los tratamientos clínico estéticos, no sólo los que viven de su imagen o tienen un alto poder adquisitivo pueden acceder a estos tratamientos. Hay muchas posibilidades según el objetivo y dinero que quieras destinar. Dependiendo del tipo de piel, del grado de envejecimiento de la misma, de las condiciones y hábitos de vida de cada uno, el tratamiento a elegir será uno u otro consensuado con el médico. Es muy importante que te pongas en manos de médicos titulados, y que los productos y tratamientos que utilicen estén aprobados por el Ministerio de Sanidad, tengan su marcado CE, y mejor aún si están avalados por estudios clínicos y tienen una trayectoria en el mercado sin efectos adversos a tener en cuenta.