Hoy he estado con Rosanna y me ha hablado de una terapia que aunque lleva tiempo desarrollándose no es del todo conocida: la Ozonoterapia.

La Ozonoterapia se define como una terapia natural que utiliza el ozono (O2), un gas formado por tres átomos de oxígeno que tiene un efecto terapéutico muy amplio y eficaz en el organismo, sin contraindicaciones y con excelentes resultados desde el primer momento.

Puede aplicarse a través de pulverizaciones sobre la piel o bien mediante inhalaciones, infiltraciones, cremas o masajes.ozono, bienestar

Los campos de acción son múltiples:

Tratamiento o coadyuvante en patologías tales como alergias, jaquecas, enfermedades vasculares, insuficiencia circulatoria periférica, dolores articulares, quemaduras, cicatrización de heridas, diabetes, Alzheimer,  son sólo algunas.

– En Rehabilitación de numerosas patologías de aparto locomotor, lumbalgias crónicas, artrosis, fibromialgia y dolores osteo-articulares y otras muchas, por sus propiedades antiinflamatorias, analgésicas y regeneradoras.

– En Rejuvenecimiento: ayuda a activar nuestros sistemas antioxidantes enzimáticos y contrarresta el estrés oxidativo. No sólo rejuvenece por fuera (incremento en la calidad de la piel, cabellos y uñas): en pocas sesiones el paciente experimenta un aumento de la vitalidad y energía, mejoría en la calidad del sueño, de la concentración y memoria.

Soy partidaria de abrir nuestra mente a nuevas terapias, sobre todo en aquellas patologías en las que la medicina tradicional no ha logrado resultados definitivos. La reflexión: a juicio de cada uno, siempre desde la información y el respeto.

¡Comparte!